No Violencia hacia las Mujeres

El día 25 de Noviembre es el  Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres aprobado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en su resolución 54/134 el 17 de diciembre de 1999, y en nuestro país el  proceso Bolivariano  socialista y profundamente feminista una vez más ratifica la importancia de este tema.

 

La Constitución venezolana es una de las pocas en el mundo tiene como norte claro el respeto a la dignidad femenina, escrita con lenguaje incluyente, e incorporando su presencia en espacios claves busca valorar a este importante sector motor de la vida, de las luchas, de la alegría, la cultura e la identidad  de lo que somos como Nacion.

 

La LEY ORGÁNICA SOBRE EL DERECHO DE LAS MUJERESA UNA VIDA LIBRE DE VIOLENCIA G. O. (38668 de 23 /4/2007) incluyendo su reforma G.O 40.548 del 25/11/2014 es un instrumento valiosísimo que recoge 21formas de violencia con las cuales las mujeres las mujeres han sido o pueden ser afectadas.

 

Su objeto consagrado en el artículo 1 declara “…garantizar y promover el derecho delas mujeres a una vida libre de violencia, creando condiciones para prevenir,atender, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en cualquiera de susmanifestaciones y ámbitos, impulsando cambios en los patrones socioculturalesque sostienen la desigualdad de género y las relaciones de poder sobre lasmujeres, para favorecer la construcción de una sociedad justa democrática,participativa, paritaria y protagónica.

 

Esto evidencia un compromiso del Estado Venezolano en la búsqueda de hacer tangibles nuestras demandas, si bien es cierto estos son grandes avances, en lo cotidiano vemos como hay innumerables formas de violencia hacia nosotras que van desde los micromachismos a formas manifiestas de atropello.

 

En nuestros días podemos percatarnos como la guerra económica enfilo su puntería hacia las mujeres,  la escases de alimentos, a las mayores fueron afectadas con las medicinas, las jóvenes sin acceso a anticonceptivas ni ha toallas sanitarias,  a las madres con la leche formula ni pañales, y  a todas con los artículos de higiene y estética, estas formas macro de violencia son los trajes del Capital que nos ataca de manera permanente.

 

Sin embargo aguerridas y convencidas  hecho frente las mujeres plantearon propuestas, y presentaron alternativas y para hacer resistencia, sin embargo son muchos factores visibles e invisibles que impiden el goce pleno de nuestros derechos y garantías como más de la mitad de la población que somos.

 

Situaciones que lamentablemente se han naturalizado, son tan comunes que muchas creen que son parte de nuestras responsabilidades o simplemente nos corresponden por el hecho de ser mujer, la triple o cuádruple jornada laboral, cuidar a los ancianos, enfermos, impedidos y discapacitados, levantarnos de madrugada a cargar agua o a llenar envases por los escases, rezar a los difuntos, apoyar en el campo desde muy temprano y atender la casa, son solo algunas de ellas, que arroja en los hombros pesadas responsabilidades.

 

Por otro lado las mujeres son intimidadas muchas veces cuando se niega el valor del trabajo doméstico como excusa para controlar el dinero o cuando no se les informa del uso del mismo, hay infinidad de chantajes emocionales y formas de control que ejercen las parejas incluso hasta desde los teléfonos celulares cuando se intenta que las mujeres se acoplen a deseos que nos son los suyos, cuando se les pretende controlar todos sus movimientos, relaciones o gustos,  o hacerla sentir culpable de sus exitos, menospreciarlas, compararlas, o aplicarles distanciamiento cuando “no complacen”, u otras  vivir escuchando quejas y reproches continuos.

 

No es solo el golpe, la agresión física estas que se enumeran  no son más que formas como el patriarcado se instala en la conciencia colectiva y establece desde lo íntimo una condición de desigualdad y opresión.

 

Otro espacio hostil para nuestro género es la calle, si bien es cierto que los valores y la ética existen independientemente que se practiquen es palpable que hay un cumulo de situaciones que dejan mucho que desear con respecto a la igualdad y a la dignidad de nuestras féminas.

 

En Carabobo por ejemplo podemos evidenciar un maltrato expedito en el  transporte de pasajeros, es indudable la manera inadecuada y violenta como se realiza el traslado de las personas en unidades que estropean, sin un minimo de orden y respeto, es inadmisible como los colectores se dirigen que diariamente mujeres trabajadoras y madres  que abordan el servicio usando frases  con un lenguaje soez, altanero, ubicándote en contra de tu voluntad, con tratos humillantes y amenazas que violan los artículos 21 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y el 15, 39 de la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una vida libre de Violencia.

 

No podemos consentir ni callar lo que desde el feminismo niegue a la dignidad y el respeto de  miles de mujeres que  cada día, aportan, luchan, viven, enseñan, y  merecen un respeto absoluto.

 

Este es uno de los tantos espacios que se difuminan y se naturaliza la violación de los derechos. Si bien se reconoce los avances de nuestro pensamiento en revolución y honramos los aportes de cientos de mujeres que han pulseado cada uno de estos derechos, con teson y hasta con su vida.

 

Por otro lado está la violencia que nos mata, aquella donde perdemos camaradas valiosas que pendientes de su comunidad, sirviendo al necesitado, ayudando a la gente, denunciando, militando con entusiasmo, ellas  son objeto de ataques, golpizas que le cuesta la vida como es el caso de Doris Patricia Reyes del equipo de PPT de Aragua,  e integrante de este movimiento quien hace seis meses nos dejo producto de un feminicidio aun sin solución, desamparando a una familia que se fractura ante la ausencia de una joven madre luchadora.

 

Nosotras del Movimiento de Mujeres por la Patria, confederado a UNAMUJER en un día como el 25 de Noviembre se pronuncia por la necesidad urgente de asumir la defensa y practica de nuestro derecho a vivir sin violencia desde una práctica cotidiana, a erradicar practicas patriarcales y capitalistas con el compromiso de construir relaciones que se mejoren permanentemente desde lo fraterno y solidario,  propugnando un modelo de sociedad donde la justicia, la igualdad y la libertad sean para todas y todos.

 

Gisela Tovar. 

Movimiento de Mujeres por la Patria

Direccion Nacional PPT.

                 

Los + Recientes en la Voz del PPT

© 2020 Patria Para Todos/PPT. Todos los Derechos Reservados