Twitter como herramienta de lucha Por: Leander Pérez y José Riera

La comunicación es un elemento esencial de la política, de la vida en comunidad. Si no somos capaces de comunicar efectivamente nuestras ideas, de llevar nuestras propuestas a la gente, entonces difícilmente lograremos los objetivos que nos hemos trazado. 
Históricamente, los seres humanos hemos desarrollado distintas formas de comunicarnos: desde el desarrollo del lenguaje y las pinturas en las cavernas, pasando por la escritura, la radio y el periódico, hasta la televisión y las redes sociales, el objetivo ha sido el mismo, trasmitir información a otros. 
Cada época tiene su medio por excelencia. En la actualidad, los periódicos impresos están migrando al mundo digital, y no hay uno solo de ellos que además difunda su contenido por las redes sociales. Igual pasa con la radio y el surgimiento de los podcasts, o con la televisión y Youtube.  Adaptación es la palabra clave si no queremos quedarnos “mudos” en el siglo XXI. En este primer artículo, nos centraremos en abordar las ventajas que ofrece Twitter para comunicarnos, sus limitaciones, y algunos consejos técnicos para tuitear y no morir en el intento. 
Twitter como herramienta
La sociedad venezolana, gracias a la revolución bolivariana, es una sociedad altamente politizada. Este fenómeno tiene su impacto en las redes sociales, pero sobre todo en Twitter. Si comparamos las tendencias en Twitter de Venezuela con la de cualquier otro país, nos podremos dar cuenta que en la mayoría de los casos éstas tienen que ver con algún hecho político o social, nos encontraremos con tendencias promovidas desde el gobierno o desde la derecha, pero difícilmente habrá un día en que la política no sea protagonista. Por esta razón, Twitter se ha convertido en la red social favorita de los políticos del país, y es donde se desarrollan las campañas o protestas digitales denominadas tuitazos. 
El twitter, nos permite entonces entrar en lo que se denomina “Agenda Pública”, y que no es más que los fenómenos que la sociedad considera importantes para ser debatidos. Por lo general, el establecimiento de la agenta (o agenda seting) no le corresponde a una sola persona, sino que intervienen personalidades, medios de comunicación, intelectuales y más recientemente los denominados influencers
Entrar en agenda, o introducir puntos en la agenda pública es de suma importancia para un partido político, pues implica que sus ideas y propuestas son debatidas por la sociedad. Twitter, facilita además la forma de reconocer cuál es la agenda, pues muestra entre sus herramientas lo que se denomina trending topic o tendencias, que es de lo que la gente está tuiteando en el momento. Ser tendencia implica estar en la agenda. 
Con el uso de BOTs (de la palabra robot), tanto el gobierno como la oposición manipulan la agenda para que la gente hable de lo que ellos quieren, sea de temas de cierta importancia como la operación Gedeón y de los barcos iraníes, o de escándalos que poco deberían importarnos como la esposa de Guaidó o la supuesta enfermedad de algún funcionario. Esto sirve para desviar la atención de debates importantes como la fijación de precios y salarios, la corrupción, la ineficiencia, los privilegios de la burguesía y los burócratas, entre otros. 
Recientemente, nosotros hemos logrado revertir estas formas de mantener a la opinión publica sumida en los debates que a las élites políticas convienen. Con las etiquetas #SalarioIgualCanastaBasica, #TrabajadoresDebenGobernar, #CarcelAGuaido (que una fracción del PSUV convirtió en #GuaidoPresoYa) y #ServiciosPublicosDeCalidad hemos logrado romper el cerco mediático y presentar nuestros propios debates, y lo hemos hecho sin la necesidad de BOTs. 
El espejismo de ser “tendencia”
Como señalamos arriba, ser tendencia es importante. Sin embargo, conformarnos con eso resulta peligroso. Aunque la sociedad venezolana está politizada, no toda tiene acceso a internet, y algunos que sí lo están usan redes sociales más familiares como Facebook, por tanto, cuando somos tendencia solamente hemos logrado hablarle a un sector de la sociedad. Dimos un paso, pero falta dar los demás.
Otra limitación de Twitter es que tiene baja capacidad para organizar personas. Sirve para meternos en agenda (que la gente hable de nuestro mensaje), pero difícilmente para poder integrarlos, reunirlos, formarlos y hacerlos militantes revolucionarios. Lenin señalaba respecto al periódico que este era no solo un propagandista colectivo y un agitador colectivo, sino también un organizador colectivo, pues bueno, el Twitter solamente es un agitador colectivo (pues la propaganda tiene que ver con la trasmisión de una gran cantidad de información y eso no se hace en solo en 280 caracteres).
Por estas razones, el trabajo en Twitter debe ser acompañado de otras cosas: de un fuerte trabajo propagandístico, que implica la escritura de artículos y la formación de cuadros, y el trabajo organizativo, que implica reunirse y comprometer personas con la militancia en el partido. Ser tendencia puede hacer que ganemos autoridad, pero hay que convertir esa autoridad en fuerza y la fuerza viene de la organización.
Afinando el método
Cuando usamos twitter como partido, o identificándonos como militantes de un partido, exponemos la imagen de la organización ante las masas, por lo que debemos ser cuidadosos tanto con la información que trasmitimos, como de la forma en que la trasmitimos. 
  • Debemos cuidar nuestra ortografía y sintaxis.
  • Debemos evitar escribir todo en MAYUSCULAS, que en redes sociales significa gritar.
  • Las imágenes que usemos no pueden estar sobrecargadas.
  • Las etiquetas deben ser cortas.
  • Se debe evitar abusar de la imagen propia en fotos durante tuitazos (a menos que se esté en campaña), pues eso genera pocos retuits y corta la trasmisión de información.
  • Los tuitazos deben orientarse hacia temas que afecten a las personas, para que las personas se involucren.
  • Éstos deben organizarse en momentos oportunos: cunado la gente pueda y que no choque con otros eventos comunicacionales que sean tendencia (como El Mazo).
  • Usar una etiqueta nueva para cada tuitazo que busque ser tendencia.
  • Usar solamente una etiqueta y aprovechar el resto del espacio en la argumentación, ya que un tuitazo no es solo para posicionar la etiqueta, sino que su objetivo es trasmitir ideas.
  • Construir alianzas antes y después: Posicionar una etiqueta es más fácil si antes se han hecho alianzas con otras organizaciones, pero también, hay organizaciones que se suman durante el tuitazo porque están de acuerdo con nosotros.
  • Manteneros activos después de los tuitazos con etiquetas fijas. No debemos perder presencia en la red. 
A la militancia
Como vemos, el Twitter es una herramienta que puede resultar de mucho valor para nuestra actividad política. Con una línea clara y acertada, podemos convertirnos en una referencia mediática para nuestro pueblo y ganar autoridad. Por esta razón, debemos asumir de forma militante las tareas de comunicación, estableciendo grupos donde se instruya a los compañeros sobre el manejo de esta red social y se discutan las líneas políticas de la organización y las estrategias para comunicarlas. 
¡En este nuevo frente de batalla nosotros también venceremos!
                 

Los + Recientes en la Voz del PPT

© 2020 Patria Para Todos/PPT. Todos los Derechos Reservados