Compartir

FacebookTwitter

Autor: Renny Loyo*

 

Empecemos por sugerir al presidente que estamos dispuesto a entregar nuestros últimos años de vida para contribuir con el desarrollo del potencial ferroviario del país.

Luego asomarle la idea de que una Misión rieles de la patria, es urgente. Una especie de "Así se forjó el acero" para Venezuela.

 

El campo Venezolano debe llenarse de rieles. ¿Qué hacer?  Convocar un millón de hombres dispuestos a poner en movimiento un país en un lapso de 6 a 12 meses.  ¿Es imposible? No lo creo. Con el carnet de la patria se puede hacer. Envíesele un mensaje a los 16millones de carnetizados, mayores de 35 años y pregúnteseles que si quieren construir un sueño.

 

Un millón de entre hombres y mujeres escogerán como querrían participar en esta Misión: rieles de la patria.

 

Establézcanse los requisitos para cada trabajo. Asígnele un código de identificación, y un pago que sea superior al salario mínimo, reconózcasele los méritos académicos,  y reconózcasele los avances que como aprendices tienen los de menos méritos académicos, para que un lapso de un mes y medio, mejoren su clasificación laboral. 

 

Hágase el depósito directo al monedero, y facilítese al que no tiene carnet, su registro por el teléfono inteligente, sin cola, ni sol ni agua, por aquellas personas que tenga activado el Veqr, para facilitar su obtención.

 

Realícese en los puntos de trabajo, operativos con banca pública para la obtención de cuenta de ahorro, los que no están bancarizados.

 

Organícense campamentos, con cocinas, baños, y comederos,  así como corredor dormitorio, otórguese  el bolso de obrero socialista a cada trabajador contentivo de: un chinchorro, un mosquetero, colgaderos,  vianda, cuchara, tenedor, cuchillo, vaso y cantimplora, corta uñas, jabón de baño, jabonera. Jabón panela, jabón en polvo, cepillo de dientes,  espejo, máquinas desechables para afeitar, papel tóalet,  paquete de vitaminas y minerales para 6 meses.

 

Dar descanso cada 6 meses a los trabajadores de la obra. Premiar a las cuadrillas con bonos, una vez que hallan culminados en tiempo record o tiempo fijados con control de calidad, la obra culminada. Cumplirle con actividades recreativas nocturnas.

 

Gozar de por vida, la gratuidad del servicio por su contribución a su desarrollo. Formar parte de un contingente de constructores de vías férreas, que reciben talleres y capacitación en conjunto con la FABV-Cuerpo de ingenieros de puentes y caminos.

 

Si, logramos hacer esto, creo y estoy convencido, mejoraríamos en un 50% la distribución directa de alimentos del campo a la ciudad. Ahorrando en los productores hasta un 60% el costo de traslado, evitando el retraso en la entrega de mercancía,  y logrando que los habitantes del campo y la ciudad tengan un mejor acceso a un espacio geográfico que se hace distante y dificultoso, eso ayudaría incluso a mejorar las condiciones de vialidad, de salud, aumentaría las inversiones de los productores para hacer crecer la producción, dadas las garantías que ofrece una red ferroviaria para llevar progreso, avances y desarrollo endógeno en los territorios, cuasi abandonados por las gestiones políticos-administrativos de alcaldías y gobernaciones, e incluso gremios organizados, que no ven  manera de recuperar sus inversiones en tiempo prudencial.

 

Yo tengo un sueño, dijo Martin Luther King. Yo tengo un sueño: ver un país lleno de rieles, con vagones cargados de alimentos y lleno de pasajeros recorriendo el país que soñamos.

 

Este paraíso, llamado Venezuela, necesita que lo soñemos para los próximos 50 años.

 

Dirigente del PPT

Comunicador comunitario

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

fondoinf

Powered by Amazing-Templates.com 2014 - All Rights Reserved.